Semejante como recogen las diligencias cuyo confidencia sumarial ha elevado el enjuiciador, eran habituales por parte de las dos cabecillas amenazas como que iban a mandar al domicilio de las victimas a “cuatro o cinco miembros sobre la banda para dar una tunda o incluso pegar cuatro tiros”.

Semejante como recogen las diligencias cuyo confidencia sumarial ha elevado el enjuiciador, eran habituales por parte de las dos cabecillas amenazas como que iban a mandar al domicilio de las victimas a “cuatro o cinco miembros sobre la banda para dar una tunda o incluso pegar cuatro tiros”.

Aparte de la extorsion, las intervenciones telefonicas advirtieron sobre la existencia de amenazas graves a las victimas, puesto que las pagos se producian “por panico ante la viable vida de la franja organizada -a la que los implicados dan un ‘barniz’ sobre ‘mafia’ del Este de Europa, aumentando considerablemente la percepcion sobre riesgo por pieza de estas victimas- dedicada a dar palizas, o hasta originar la homicidio, a los que no abonan las cantidades solicitadas”.

Estas amenazas era lo que provocaba en las extorsionados un “temor a un mal que creen factible -al que los dos implicados recurren- el que logra paralizar a las victimas asi­ como conlleva el paga de las sumas solicitadas, llegandose a pasar -en varios casos- las varios miles sobre euros”.

Los delincuentes llegaban a insinuar cuando llamaban a las victimas que tenian contactos policiales, asi­ como que los mismos les habian facilitado la manera sobre localizarlos. (more…)